El Parto Doloroso…Una Política Correcta!

No ha cesado la confrontación con la burguesía y no cesará en una sociedad dividida en clases.  La lucha de clases se manifiesta de diferentes formas y en escenarios disímiles y con diferentes herramientas; donde la idea conduce el accionar en los escenarios que ésta se manifiesta, ha tenido de una u otra forma respuesta de nuestro pueblo, este ha mostrado paciencia y sabiduría.  Así, cuando nuestro Simón Bolívar tomó la decisión de ponerse al frente del movimiento independentista y anunció nuestra resolución a ser libres en la Sociedad Patriótica, frente a imperio español, levantó el entusiasmo de muchos.  Ante un sector que decidió por otro lado, ser servil del imperio español.

Hoy, en América latina y el Caribe, ha surgido un vasto movimiento antiimperialista como nunca antes, un vasto movimiento de los pueblos, sin detenerse; lo que no quiere decir que no ha tenido sus altibajos, no ha sido un lecho  de rosas, no tiene porqué serlo ni prefigurarse en línea recta, tiene su ritmo natural y dialéctico. Hugo Chávez insurgió junto a un huracán bolivariano y se encontró con un escenario que rondaba el 80% de pobreza, nuestro pueblo azotado por la exclusión no había sido beneficiado por la renta petrolera, disfrutada por una élite y al servicio del capital estadounidense.  Este era el drama económico social, un barril de petróleo a 8 dólares y las reservas nacionales en el suelo, con EEUU tratando de romper el espinazo a una OPEP ya maltrecha, y preparando la invasión a Irak bajo el argumento que éstos fabricaban armas químicas y biológicas, que la historia desmintió cuando ya ese pueblo había sido masacrado.   Una América Latina signada por gobiernos neoliberales, sometidos a un instrumento de despojo denominado ALCA y que fue la primera derrota al imperio orientada y guiada por Hugo Chávez, lo que el imperialismo nunca le perdonó ¿ALCA? ¡Alca al carajo! este desierto tuvo que atravesarlo y lo atravesó victorioso con las dificultades enormes que se presentaron.  Llegó Hugo Chávez bajo la voluntad general del pueblo ante gobiernos socialdemócratas y socialcristianos al servicio de EEUU, signados por la corrupción, se produjo el parto doloroso y nacimiento de la quinta república, bajo el impulso del constituyente originario, allí su fuerza revolucionaria inicial; ¡moral y luces! Chávez derrotó todas las tentativas de regreso a la cuarta república, de las viejas élites a administrar la renta petrolera, PDVSA, EL ESTADO en definitiva.
Hoy, una crisis estructural del modelo rentista amenaza la revolución bolivariana y su camino al socialismo que hace vital la gran discusión  y resolver el problema de gobernabilidad, el partido, la corrupción, DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA y el vivir bien en medio de una lucha de clases adelantada por la insurrección de los ricos bajo tutelaje imperial.   Revisarnos en el más riguroso sentido crítico, tomar las medidas más rigurosas en el correcto sentido de lo que es la rigurosidad es un deber revolucionario, una necesidad del momento histórico donde nuestro liderazgo principal parece haber entrado en un laberinto acechado por las élites de siempre y las sombras de una nueva élite al interior de nuestra revolución.  Si queremos construir el socialismo con el pueblo, debemos preparar el terreno, ararlo, abonarlo, abrir surcos, utilizar la mejor semilla, la nuestra; sabiendo que se aproximan las lluvias y estás serán beneficiosas para el pueblo laborioso que sabrá utilizar su fruto.

Es bien sabido, como dices el viejo Jorge Plejanov  en su obra La Concepción Materialista de la Hoja “cuando un palo está curvado en un sentido es necesario, para enderezarlo curvarlo en sentido contrario

Agregue un comentario

Your email address will not be published.

*

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!